¿Eres el empleado estrella?

Las 3 llaves del compromiso
21/03/2017
Aplica esto para ser influyente
21/03/2017
Show all
No hay duda que el capital más grande que tiene una empresa no son sus máquinas o el dinero en el banco, sino la capacidad de respuesta y de producción que ésta tiene para entregar un producto o servicio de excelente calidad lo cual, inevitablemente, se traducirá en dinero y prosperidad. Sin embargo algunos empleadores lo pasan por alto y no identifican a estas “estrellas” de la empresa.
Toda empresa necesita buenos elementos para crecer, es por ello que deben identificarlos, protegerlos e incentivarlos. Entonces surge una pregunta, ¿Cuáles son las características de un empleado estrella?
  1. Alta estima personal.
    Las personas que se quieren a sí mismas se preocupan por su trabajo y la calidad de éste, ellas no aceptan cosas a medias o de bajo estándar porque quieren sentirse orgullosos de hacer las cosas bien.
  2. Pasión por el trabajo.
    No es cierto lo que muchos dicen que nadie siente pasión por el trabajo, y que sólo es una forma de ganar dinero. El empleado estrella siente amor por la actividad que realiza y se esmera en hacerla bien a pesar de cualquier contratiempo.
  3. Afinidad por la empresa.
    Definitivamente una de los sellos más importantes de un buen trabajador, es su deseo de estar donde está y no donde le toca. Uno nunca debe trabajar en una empresa de la que no se siente orgulloso solo por ganar dinero, si lo hace, habrá vendido parte de la felicidad de su vida puesto que, nos guste o no, pasamos la mayor parte del tiempo en el trabajo y lo necesitamos para realizarnos como personas.
  4. El deber primero.
    Cuando uno tiene los puntos anteriores bien claros, este punto se vuelve una respuesta automática y hace que una persona corra la “milla extra” que nadie más está dispuesto a correr, haciéndolo imprescindible en la empresa y ayudándolo a tener mejor estabilidad financiera e ingresos; ya que ningún jefe inteligente saldría del mejor personal que tiene. Los empleados con “taxímetro” nunca serán apreciados e incluidos en ningún lugar.
  5. El equipo primero:
    Los empleados verdaderamente importantes no andan alardeando ante otros, haciéndolos sentir mal o humillándolos, sino contribuyendo a que estos se sientan animados a trabajar en equipo y dar lo mejor de sí mismos en él. Si alguien está verdaderamente seguro de sí mismo nunca buscará menospreciar a los otros, ya que esto solo ocurre con aquellas personas que se sienten vacías y débiles.
  6. Apuesta a largo plazo.
    Como regla general para que una empresa crezca necesita que los empleados crezcan. Es por ello que el empleado estrella se capacita, busca instruirse ya sea formal o informalmente, pregunta y ve su trabajo como un plan de vida o como un peldaño más en su plan de vida, nunca se queda estático esperando a que la vida haga lo que él no hace.
    Si una persona se esmera en cultivar estas cualidades y las vuelve parte de su identidad, una a la vez, no podrá evitar ser exitoso laboralmente, sin importar donde trabaje e inevitablemente ascenderá y será altamente apreciado.


Pedro A. Restrepo | Fuente: Revista Conteo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *